Portada » Los golpes de calor en perros y gatos. Cómo se producen y cómo evitarlos.

Los golpes de calor en perros y gatos. Cómo se producen y cómo evitarlos.

Los perros (y también los gatos) son mucho más sensibles que nosotros, los humanos, al calor. Tener que soportar fuertes temperaturas puede ser muy peligroso para nuestros animales.

Los perros solo pueden bajar su temperatura corporal a través del jadeo, teniendo las almohadillas en contacto con una superficie fría o zonas con poco pelo como el abdomen. Un golpe de calor en perros puede elevar su temperatura corporal hasta 42ºC (siendo la normal de 38 a 39ºC) y pudiendo provocar la muerte en menos de 15 minutos.

Los daños y desequilibrios fisiológicos que puede producir un golpe de calor son:

Problemas vasculares.

Hemorragias.

Acidosis metabólica (incremento en la acidez del plasma sanguíneo).

Problemas respiratorios.

Problemas neurológicos.

Edema cerebral (es el exceso de acumulación de líquido (edema) en los espacios intracelulares o extracelulares del cerebro).

¿Qué factores pueden provocar el golpe de calor?

La alta temperatura en el exterior.

La humedad ambiental elevada, que dificulta la eliminación de vapor de agua del cuerpo.

Los espacios reducidos (el coche, una habitación completamente cerrada, el balcón, un transportín, la bodega de un barco …).

Poca agua a disposición del animal o que no se cambia a menudo.

Falta de sombra en el patio o balcón.

Tierras de cemento o que retienen muchísimo calor.

Perros atados que intentan acceder al agua o en la sombra y pueden estrangular o ahogarse con la cadena o correa.

Los animales que tienen más riesgo de sufrir un golpe de calor son:

Los más jóvenes o los más viejos.

Los que tienen enfermedades respiratorias o cardíacas (por ejemplo, arritmias).

Los de raza braquicéfala (bulldogs, boxers, carlinos, persas, pequineses …).

Los animales obesos.

Los de piel oscura.

Los animales que acaban de comer (es mejor dar de comer a la noche, ya que una digestión complicada puede favorecer la hipertermia).

*Siempre hay que evitar que hagan ejercicio durante las horas de calor o bien cuando los animales están muy nerviosos*

Si tu mascota sufre un golpe de calor, los primeros síntomas que verás serán:

Respiración muy rápida y forzada.

Dificultad de movimiento.

Tambaleo.

Alteración de la salivación.

Lengua y mucosas azules

¿Qué hacer para evitar un golpe de calor?

Dejar siempre agua fresca accesible a nuestro perro o perros.

Hacerles estar en espacios amplios y ventilados, y con sombra.

Dar a comer a primera o última hora del día, especialmente en horas de mucho calor o después de pasear o hacer esfuerzos.

Sacarlos a pasear a primera o última hora del día, evitando las horas calurosas.

Evitar que hagan ejercicio brusco o intenso.

No dejarlo NUNCA dentro del coche.

Antes de pasear hemos de colocar nuestra mano en el asfalto, si no la podemos mantener durante al menos dos minutos, significa que está demasiado caliente como para pasear y corremos el riesgo de quemar las almohadillas de nuestro perro.

Aplicar el sentido común.

Si crees que tu mascota puede estar sufriendo un golpe de calor o tienes dudas llama a tu veterinario o acude al que se encuentre más cerca si es una situación de urgencia. Si estas vacaciones vienes a Mallorca con tu mascota en NavarroVet te ayudaremos en todo lo que necesites.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *